Personalia prestará el servicio de ayuda a domicilio en Torremolinos

Dará una cobertura de 30.000 horas anuales a los beneficiarios del servicio de ayuda a domicilio municipal y de 10.000 horas a las personas beneficiarias de la ley de dependencia

Personalia comenzará mañana a prestar el servicio de ayuda a domicilio en Torremolinos (Málaga) donde atenderá a unos 300 usuarios.

La compañía, perteneciente al grupo de Empresas de la ONCE y su Fundación, resultó adjudicataria el pasado 4 de junio tanto de la licitación municipal del servicio de ayuda a domicilio como del concurso regido por la ley de dependencia convocados para la localidad de Torremolinos. 

Según lo estipulado, Personalia dará una cobertura de 30.000 horas anuales a los beneficiarios del servicio de ayuda a domicilio municipal y de 10.000 horas a las personas beneficiarias de la ley de dependencia. La vigencia de estas contrataciones es anual, hasta el 23 de junio de 2.015, y podrán prorrogarse por mutuo acuerdo de las partes hasta 5 años más.

Ambos contratos se han formalizado hoy con la firma por parte del alcalde del municipio, Pedro Fernández, y del director general de Personalia, Pablo Martín. En el acto, también han estado presentes la concejala de Bienestar Social, Tercera Edad e Inmigración, Inmaculada Rosales, y el director de los Servicios de Proximidad de Personalia, Domingo García. 

Para la prestación de este servicio, Personalia aportará los conocimientos necesarios para llevar a cabo sus tareas, garantizando un nivel óptimo de calidad y eficacia a los usuarios.

Así, se tratará de mejorar la calidad de vida y promocionar la autonomía de las personas en situación de dependencia gracias a la realización de tareas relativas al cuidado del domicilio y enseres, compra y preparación de alimentos; lavado, planchado, repaso y ordenación de la ropa; limpieza cotidiana y general de la vivienda; o pequeñas reparaciones domésticas. 

El servicio también contempla la realización de actuaciones de carácter personal dirigidas a promover y mantener la autonomía y fomentar las habilidades básicas de los usuarios como ayuda en el vestir; aseo e higiene personal; planificación de hábitos de higiene; control de la alimentación; ayuda para levantarse y acostarse; cambios posturales; acompañamiento dentro y fuera del domicilio; e incluso realización de actividades de ocio.