ILUNION Sociosanitario, la primera del sector con el certificado Empresa Saludable de AENOR

ILUNION Sociosanitario es la única empresa española de su sector que ha obtenido el pionero certificado de Empresa Saludable que AENOR entrega a aquellas compañías que, de una manera estructurada, promueven y protegen la salud, seguridad y bienestar de sus empleados, de una manera sostenible.

“En ILUNION, en general, y en ILUNION Sociosanitario, en particular, nos hemos propuesto ser el mejor lugar para trabajar. Estamos tomando muchas medidas y queremos estar muy pendientes de nuestra gente, nuestros trabajadores, usuarios y familiares. Un aspecto importante en lo que se refiere a nuestros trabajadores es un entorno de trabajo saludable”, señala el director general de ILUNION Sociosanitario, Joaquín Leizaola, quien recalca el esfuerzo de esta compañía en ser “los primeros del sector” mediante la innovación e iniciativas pioneras.

Para cuidar la seguridad y la salud de sus usuarios y trabajadores, tanto dentro como fuera del entorno laboral, ILUNION Sociosanitario ha llevado a cabo distintas iniciativas basadas en criterios internacionalmente reconocidos.

Así, ha implantado desayunos y ha realizado diversas campañas e iniciativas para promocionar la actividad física, como competición de pasos, quedadas en bicicleta, partidos de pádel o carreras populares; para fomentar hábitos sanos en mayores y sus familiares; y para sensibilizar sobre la importancia de prevención de enfermedades.

Asimismo, ha facilitado servicios médicos y de salud, ha desarrollado diversas actividades de autocuidado, como escuelas de espalda y talleres de estiramientos; ha llevado a cabo una configuración ergonómica de los puestos de trabajo; y ha realizado actividades para favorecer la conciliación laboral y familiar, como ayuda para guardería y horarios flexibles, entre otras medidas.

La primera de su sector

Todas estas actividades han hecho que AENOR otorgue el pionero certificado de Empresa Saludable a ILUNION Sociosanitario, que se ha convertido en la primera de su sector en obtenerlo.
La política de gestión integrada de ILUNION Sociosanitario tiene como uno de sus objetivos básicos cuidar la seguridad y salud de sus usuarios y trabajadores. Por esa razón, a lo largo de los últimos años, ha desarrollado actividades que promueven un entorno de trabajo saludable.

Además, se enmarca en los objetivos de Empresa Saludable recogidos en el Plan Director de Empresa Saludable y Prevención de Riesgos Laborales del Grupo ILUNION.

Según explica la gerente de Sanidad de AENOR, Marta Serrano, el concepto de entorno de trabajo saludable ha evolucionado en los últimos años, de modo que se ha pasado de “un enfoque casi exclusivo sobre el ambiente físico de trabajo, donde se consideran los riesgos físicos, higiénicos y ergonómicos”, a otro más actualizado, “donde se incluyen los hábitos de salud (estilos de vida) y el ambiente psicosocial (organización del trabajo, cultura organizacional)”.

El certificado

El certificado, inspirado en el concepto “trabajadores sanos, empresas sanas”, acredita que las compañías han implantado el modelo de sistema de gestión de empresa saludable de AENOR, pionero en el mundo y que entiende la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social.
Este modelo está basado en criterios internacionalmente reconocidos, así como en la metodología de mejora continua PHVA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar (PHVA).

La principal ventaja de este modelo es que facilita la gestión de la salud, seguridad y bienestar de todos los trabajadores, de una manera sostenible, al tiempo que contribuye a aumentar la productividad, competitividad y sostenibilidad de las empresas. Asimismo, permite disminuir los costes sanitarios y de seguridad social.

Las empresas saludables deben cumplir con los requisitos de este modelo, a partir de cuatro escenarios clave: Ambiente físico, psicosocial, recursos de salud y participación de la salud en la sociedad. Para eso, deben identificar los factores de riesgo que influyen en su entorno de trabajo y controlarlos, para intentar eliminarlos cuando sea posible o reducirlos, teniendo en cuenta las particularidades de cada organización.